Para ser un anfitrión de primera división, debes ser un buen estratega, como Napoleón. Por eso, antes de plantear la temática de la fiesta o escoger el color de las servilletas, tienes que plantear la jugada: ¿Será una fiesta de día o de noche? ¿Será sorpresa o de celebración porque sí? ¿Habrá niños?, pero el más importante de todos es que tus invitados se sientan cómodos, y que tu casa sea la suya durante al menos un par de horas.
Si la fiesta es de día o de noche condicionará la iluminación que escojas (visita nuestro curso de iluminación de exteriores para inspirarte con nuestros consejos). 


Fiestas en espacios exteriores

Planifica los detalles de tu fiesta

Con respecto al mobiliario, si es una fiesta más formal, lo más recomendable es que coloques una larga mesa en la que se puedan sentar todos tus invitados con gran comodidad. Si es una fiesta informal, con pequeñas mesas podrás colocar todo el pica-pica y que tus invitados se muevan a su alrededor.
Piensa en los distintos ambientes que necesita tu fiesta: una zona donde la música suena más baja para charlar, una zona con sillones o cojines para relajarse, una zona despejada de objetos para que se anime el baile.
Si entre tus invitados hay niños, ¡no olvides reservarles un espacio para que jueguen a gusto! Recuerda que ellos siempre prefieren tener su propia mesa y no comer en la mesa de los mayores. ¡En ella pueden servirse todo el refresco que quieran!

Trucos de decoración y mobiliario para fiestas
Cómo decorar una fiesta según la temática

Ahora que ya sabes qué tipo de fiesta vas a organizar, es importante que pienses cómo la vas a decorar. Las fiestas temáticas o de disfraces siempre son muy divertidas, pero la clave secreta del ambiente de toda fiesta casera está (toma nota) en los textiles.

Centra la decoración de tu fiesta en los textiles y la iluminación y podrás modular el ambiente cuando quieras, y cambiarlo fácilmente para la siguiente fiesta.
Juega con los tonos y las texturas: por ejemplo, para una fiesta veraniega, tus textiles pueden ser de estampados náuticos y colores claros. Para una fiesta de cumpleaños, juega con las guirnaldas y la decoración de papel. ¡Los gorritos y las servilletas son tus grandes aliados!
Piensa también en un mobiliario flexible que te permita recoger rápido y sin esfuerzo una vez se hayan ido todos tus invitados: sillas y mesas plegables, tumbonas ligeras o cojines esparcidos por el suelo para que tus invitados se relajen después de comer. Si vas a echar cojines en el suelo, ¡es mejor que las fundas sean lavables!

Accesorios para tu fiesta

Cómo seleccionar los artículos para fiestas
Una de las cosas más importantes de una fiesta que tú mismo organizas, ¡es que tú también disfrutes de ella! En esos momentos en los que no paras de recibir invitados, la comida sigue en el horno, faltan vasos de papel en la mesa de los niños y la música no suena todo lo alto que quisieras… ¡tú también necesitas tener las cosas fáciles!
Por eso asegúrate de tener a mano todo lo necesario para no correr de un lado a otro. Si puedes tener la parrilla en el jardín o en la terraza, y cocinar rodeado de tus invitados, estupendo.
Hazte con un carrito de ruedas que te ayuda a transportar la vajilla de dentro a afuera, y ten una mesita plegable (o varias) con las cosas que necesites a mano, herramientas de cocina, platos y vasos de repuesto, ingredientes para cocinar, especias, salsas, etc.
Recuerda que una fiesta es un plan de ocio, ¡y tú también tienes que pasarlo bien!